OSTRAS

 

 

 

OSTRAS MARENNE OLERON

Las ostras de Marennes-Oléron  forman parte del patrimonio de Charente Maritime.

Las ostras de Marennes-Oléron, al contrario que las de mar, se afinan o crían en "claire", unos estanques poco profundos de suelo arcilloso. Esto se debe a las excepcionales condiciones que reúne la zona: los “claires” cavados en la arcilla, el grado de salinidad del agua, la meteorología, y una microalga, la “navícula azul”, que proporciona el color verde característico a las ostras de Marennes-Oleron.
Gracias a este modelo particular de cría, la ostra adquirirá poco a poco todas las características que la convierten en un alimento tan particular. Las ostras de Marennes-Oléron son menos ásperas y yodadas que las de alta mar y resisten mejor a la exondación (cuando ya no están cubiertas por el mar) lo cual hace que se conserven mejor.
Este tipo de cría no solamente incide sobre el gusto o la conservación de la ostra, sino que también permite aumentar el crecimiento de la carne y de la concha, y también aumenta su calidad (la parte exterior estará exenta de parásitos y la parte interior estará más nacarada). Otra particularidad de este modo de cultivo es una purificación natural de la ostra y un reverdecimiento de sus branquias.
Una vez se introducen en los "claires", el grado de transformación de la ostra queda controlado, lo cual permite obtener la ostra con sus peculiares características.

Ostras disponibles en diferentes tamaños N2 pesa entre 85g y 102g y la N3 entre 65g y 82g.